Una de las cosas que más terror le da a los peques en el e colegio es que el profesor o la profesora les llame para salir a la pizarra a realizar cualquier ejerció.

Esto es así porque desde el jardín de infancia ese lugar es el reservado a la autoridad, al adulto, al que manda.

Ellos como alumnos asisten a las clases “ojipláticos” atentos a todo lo que les cuentas. Lo que ocurre es que a veces ante la atenta mirada de sus compañeros son incapaces de hacer el ejercicio o contestar a la pregunta que se les formula porque están aterrados en esa posición.

 Una nueva profe en la guardería.

Una idea que me pareció muy buena es utilizar un vinilo como este para que pierdan ese miedo. Una nueva profe en la guardería les acompañará en la tarea. Se trata de colocarlo a su altura para que ellos puedan escribir a su antojo, dibujar y garabatear. Podrán coger confianza y practicar la escritura a mano alzada. Habremos acercado a su pequeño mundo ese escenario que ahora se les hace tan enorme. La profesora que acompaña a la pizarra toma el cariz de una compañera que les dará confianza y seguridad. Debemos enseñarles a manejarse en público desde pequeños.

Categorías: Pizarras

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *